El profesional de la información


Junio 1994

La carrera hacia el "documento electrónico"

Por Pedro Hípola

Las fusiones de algunas empresas, las compras de otras, los acuerdos de colaboración..., los movimientos, en definitiva, de determinadas compañías del sector informático van a repercutir de forma notable en el futuro de la industria de la información electrónica.

La reciente adquisición de Aldus por parte de Adobe es uno de los movimientos que más despiertan nuestro interés.

Adobe Systems Inc es una compañía centrada en el desarrollo de herramientas software para la gestión de documentos electrónicos. Fue quien lanzó en 1988 el lenguaje de descripción de páginas PostScript, que ha sido hasta ahora el principal estándar para el intercambio de documentos electrónicos ya formateados.

Con PostScript ha sido posible que diversos sistemas informáticos puedan imprimir los documentos utilizando máquinas de diferentes fabricantes.

Esta misma compañía presentó a mediados del año pasado Acrobat, un nuevo formato que pretende llegar más lejos aún, pues facilita el intercambio de documentos electrónicos entre sistemas software y hardware que son incompatibles entre sí (v. IWE-22, p. 11-14).

Por su parte, Aldus Corp es especialmente conocida por su software de autoedición PageMaker.

Se ha comentado que Adobe tratará de impulsar el sistema de intercambio de documentos Acrobat integrándolo en PageMaker.

Novell y WordPerfect

Otra importante compra ha sido la de WordPerfect Corp, productora del programa de tratamiento de textos que más popular se ha hecho en entorno PC, por parte de Novell Inc, que ostenta el número uno en software para redes locales (LANs).

El proceso de expansión de Novell está siendo notorio, especialmente dentro del mercado de los sistemas operativos. La compañía, que ya adquirió un importante protagonismo con su sistema de gestión de redes Netware, absorbió posteriormente Digital Research y los Unix Systems Laboratories (USL) (v. IWE-11, p. 10). Ahora se ha hecho con con la división de hojas de cálculo de Borland y con WordPerfect, compañía líder en procesadores de textos.

Pues bien, precisamente WordPerfect ha presentado Envoy, un producto para la portabilidad de documentos en soporte electrónico, que ha sido previamente adquirido a la empresa Tumbleweed Software. Se trata en cierta forma de la competencia de Acrobat.

Pero no es éste el único competidor de Acrobat. Ya citamos en IWE-22, p. 14, otros "enemigos" de Adobe : Replica y Common Ground.

¿Cuál(es) de estos formatos triunfará(n)? La experiencia nos dice que el éxito de los nuevos productos no depende sólo de que sean superiores desde el punto de vista técnico. Son muchos los factores que actúan en el desarrollo de los acontecimientos. Y el futuro de este mercado está lleno de incertidumbre.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1994/junio/la_carrera_hacia_el_documento_electrnico.html